lunes, 27 de octubre de 2008

Calvin y Hobbes, amigos inseparables.

Dentro del mundo de los comics uno de los sectores más importantes es el de las tiras de prensa. Son esas tiras cómicas que podemos leer en los periódicos, con la dificultad de crear una historia con principio y fín en tan solo 3 ó 4 viñetas.

En este entorno nació 'Calvin y Hobbes' de la mano de Bill Watterson en 1985, publicándose en más de 2.400 periódicos en todo el mundo a lo largo de 10 años.

(clickar las viñetas para verlas en grande)

'Calvin y Hobbes' nos cuenta las aventuras de un niño de 6 años y su inseparable amigo, su tigre de peluche. Calvin es un niño con una imaginación imparable y a través de sus ojos veremos el complejo mundo que nos rodea, cultura, política, filosofía, la vida, la muerte... todo tiene cabida en estas viñetas.

Además de los protagonistas tenemos unos geniales actores secundarios.

La madre y su continua lucha por que Calvin haga sus deberes y se dé el baño, aguantando las ocurrencias de Calvin.

El padre que tiene que contestar todas las preguntas que a Calvin le vienen a la cabeza y lidiar con la lógica aplastante que a veces demuestra.

Susie Derkins, su vecina y compañera de clase por la quizá Calvin sienta algo y se lo demuestra, por supuesto, tirándole globos de agua o bolas de nieve.

La Señorita Carcoma, Rosalyn (la canguro)...

El autor usa temas y situaciones recurrentes como por ejemplo las bajadas por la nieve de Calvin y Hobbes en su trineo, quizás sea aquí donde veamos sus divagaciones más profundas sobre la vida. Si seguimos con la nieve, los muñecos de nieve tienen una presencia importante para expresar las inquietudes artísticas de Calvin. Cajas de cartón para mil usos distintos, su alter ego Estupendo-man o el Capitan Spiff, ASCO (Asociación Sin Chicas Obtusas)....

Una de las cosas que más me gusta es la doble visión de Hobbes. Calvin lo ve como un tigre de verdad que le espera agazapado detrás de la puerta cuando vuelve del cole, y los demás como un tigre de peluche...

Fue tanto el éxito de esta tira que Bill Watterson consiguió que el periódico accediera a romper con el formato de tira de 3 ó 4 viñetas y darle más libertad en la composición de las viñetas.

En España podemos encontrar las tiras recopiladas en 8 tomos de tapa dura, respetando el contenido, tamaño y maquetación que la versión original, por eso unos tomos son apaisados y otros verticales. La única pega es que no están ordenados cronológicamente, lástima. Además hay un noveno tomo con una selección de viñetas comentadas por el autor, y un décimo tomo con una selección bilingüe (ingles-castellano) y coloreadas. Y esto es todo amigos, todo el material de merchandising que os encontreis es 'no oficial', ya que el autor se negó a comercializar a sus personajes fuera de las viñetas.

Hay tantos detalles y tantas razones para decir que 'Calvin y Hobbes' son una genialidad en formato cómic, que tendría que crear un blog sólo para ellos, pero para picaros el gusanillo, cada poco tiempo iré poniendo mis tiras favoritas en una nueva sección de carencia irregular (osea cuando me apetezca) llamada 'Almacén de viñetas'.

No hay comentarios: