miércoles, 8 de octubre de 2008

Para la casa (part II)

Sigo encontrándome un montón de cosas que me gustaría poner en casa. Hoy vamos a ponernos en plan maduro y dejaré a un lado al niño que llevo dentro, ese que desearía pintar las paredes con las manos, y voy a poner algunas cosillas que seguro a Su también le gustaría.

RAIN ON ME

De verdad que lo quiero, lo quiero, lo quiero y lo quiero. Es como tener una pequeña tormenta en casa y desnudarte bajo la lluvia. 190 salidas de agua cayéndote sobre el cuerpo. Hay muchos modelos que simulan ese efecto en el mercado pero éstas que os presento son un auténtico capricho. Se pueden comprar en Lagares. Yo personalmente me quedo con la circular.


A LA LUZ DE LA LUNA

Una cómoda perfecta para los que tienen miedo a la oscuridad. Un mueble decorado con la luna para poder verla incluso en los días nublados. Su pintura se ilumina por la noche, ideal para levantarte a por un nesquick y no darte golpes con las sillas rebotando de nuevo a la cama. De momento no se vende en ningún sitio, snif snif.


TIRA LA PIEDRA Y ESCONDE LA MANO

Por muy duras que parezcan son blanditas, mooooooooola. Las hay de todos los tamaños y colores para que hagas tu propio acantilado en la sala. Además de cojines hay también sillones y sofás tanto para el interior como para el exterior (para los suertudos que tengan piscina, perretes). Los podéis encontrar en Livingstones.


¡AHÍ NO! ESE ES MI SITIO

Eso es lo que tendrás que decir a tus visitas cuando se vayan a sentar en tu nuevo sillón, ya que debajo de su diseño moderno se esconde una potente arma para el placer. En efecto, un sillón diseñado para favorecer ciertas posturas tántricas y del kama-sutra. Un sillón para llegar a lugares hasta ahora inalcanzables, o al menos incómodos. Más información si es que no tienes imaginación en Tantra Chair. ¡Me lo pido!

No hay comentarios: