miércoles, 13 de mayo de 2009

Crónica de una derrota anunciada


El 31 de marzo comenzaba la guerra despiadada entre los seguidores del Colacao y los del Nesquik. Yo sabía que era una batalla perdida pero me ilusioné, sí, me ilusioné. Cuando nos acercabamos a la mitad de la votación Nesquik aún seguía por delante. Pero hoy tras casi mes y medio de lucha encarnizada, al conseguir los 100 votos requeridos, me doy de bruces contra la realidad.

Colacao vence con un rotundo 64%, pero no importa, soy un outsider, un rebelde, siempre supe que era minoría y nunca me acobardé al mirar a los ojos del rival. Hoy puedo decir que he vivido dignamente y que en mi último suspiro sólo diré:

¡UN VASO DE NESQUIK BIEN FRÍO, POR FAVOR!

No hay comentarios: